Águeda Gayá, creadora de esculturas metálicas de hierro, capaz de descubrir la luminosidad escondida  del mismo

 

Tras hacer incursiones artísticas en la pintura, el dibujo  y la cerámica, sus inquietudes se dirigen hacia la escultura. Es en el Taller d´Art Ferrodolç dirigido, por Leonardo Tafalla, donde aprende a trabajar el hierro descubriendo que  llega a ser un material noble cuando es esculpido con alma y con técnica.

Comienza experimentando, superando el miedo de los riesgos inherentes a la forja, pero  pronto es capaz de invitar al observador de manera valiente. Con esculturas de interior y de exterior participa en certámenes y exposiciones diversas como las organizadas por el  Museo de la Universidad de Alicante, con ocasión del Día Internacional de la Mujer, el Casal de Cultura Joan Mascaró i Fornés  (Santa Margalida, 2011), el Museu del Calçat i de la pell (Inca, 2011), Ses cases des Mestres (Santa Mª del Camí, 2011), l “Sa Fábrica” (Esporles, 2012), 

La Sala “Sa Rectoria” (Santa Margalida, 2012), la Expo Seteva  (Palma, 2012), así como en  el Centro “Sa Protectora”(Felanitx, 2011),  Sa Biblioteca (Lloret de Vista Alegre, 2011), La Nit de l´art  (S´Arracó, 2012) y por último, Exposición en el hotel Son Net (Puigpunyent, 2012) 

Las buenas críticas cosechadas han impulsado un trabajo constante, riguroso y emocionante con obras tan sugerentes como Vintage, Victim, Itaca, Marroquin o Nespress.

Técnicamente practica el  ensamblaje uniendo fragmentos a través de puntos de soldadura visibles. Láminas con diferentes pátinas, envejecidas, broncíneas, policromadas, esmaltadas…que recuerdan las  texturas de tejidos, el cuero o simplemente dejan al desnudo el propio hierro. 

Todas sus piezas enhebran un discurso formal homogéneo que hace que esta etapa figurativa ofrezca un gran interés visual. Sandalias, sombreros, maletines, mochilas, corbatas, bolsos… símbolos de la cotidianeidad, referencias inequívocas de la efervescencia del mundo urbano, para algún observador, de aparente intrascendencia, elementos  cálidos y amables,  sin más sentido metafórico. Otros, sin embargo, reconocen crítica implícita. Tacones de vértigo insufribles, corbatas abandonadas  sobre  maletines  de forma apesadumbrada… constituyen un mensaje directo y perturbador,  de interés sociológico.

Ofrece un arte muy visual, descriptivo y vivaz, a través de piezas ensambladas. Son trabajos escultóricos con formas sugerentes y ondulantes, curvas  resbaladizas y volúmenes definidos, rasgos todos que conceden calidez expresiva a la frialdad del metal.

Su técnica, su expresividad y sus ganas de seguir aprendiendo  son  bases sólidas para que Águeda Gayá continúe buceando en el largo e insondable camino del arte.

 

                                                                                             Elena Conde

                                                                                             Historiadora del arte.

 

 
 
escultura,hierro,Mallorca,Baleares,Palma,arte,escultura hierro,arte en hierro,corten,acero,hierro. inoxidable,regalo,arte,art,ferro,acer,artista,escultora,resina,cerĂ¡mica,acero,inoxidable,piedras semipreciosas,cristal tallado,swarovski,